Simiente de Abraham – Profecías Cumplidas por Ieshúa el Mesías

Bereshit (Génesis) 22:18 “En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra, por cuanto obedeciste a mi voz”. 

Estas son  las palabras que D-os dijo a Abraham inmediatamente después de la akedat de Itzjak (la atadura de Isaac). Luego de que Abraham obedeciera a D-os, al punto de estar dispuesto a entregar a su hijo, D-os confirmó su pacto con él, prometiendo que en su simiente serían benditas todas las naciones de la tierra. 

Cabe aclarar que cuando la Escritura nombra la palabra simiente, está haciendo referencia a la descendencia.-

Ahora bien, esta es una promesa muy importante. D-os le dice a Abraham que un descendiente suyo sería de bendición, no sólo para su familia, o para una nación, sino para todas las naciones de la tierra que serían benditas en este descendiente de Abraham. Bien sabemos que el único descendiente de Abraham capaz de bendecir al mundo entero es el Mashiaj

Por lo tanto, el Mashiaj debía ser un descendiente de Abraham. 

Esto coincide plenamente  con lo que dice el Brit Jadashá (Nuevo Pacto) en Gálatas 3:16

“Ahora bien, a Abraham fueron hechas las promesas, y a su simiente. No dice: Y a las simientes, como si hablase de muchos, sino como de uno: Y a tu simiente, la cual es el Mashiaj”. 

Así entonces, el Brit Jadashá nos declara quién es el Mashiaj, la simiente de Abraham que ha de bendecir a todas las naciones de la tierra. En sus primeras páginas,  Mateo 1:1-2 nos presenta la genealogía de Ieshúa HaMashiaj de esta manera: 

“Libro de la genealogía de Ieshúa HaMashiaj, hijo de David, hijo de Abraham.  Abraham engendró a Itzjak, Itzjak a Iaacov, y Iaacov a Iehudá y a sus hermanos.” 

Ieshúa HaMashiaj es descendiente de Abraham, de Itzjak y de Iaacov, nuestros patriarcas, de la tribu de Iehudá, del linaje de HaMelej David. 

Finalmente, Gálatas 3:14 nos dice lo siguiente:

«para que en el Mashiaj Ieshúa la bendición de Abraham alcanzase a los gentiles, a fin de que por la fe recibiésemos la promesa del Espíritu.”

Shalom!