La Estrella de Iaakov – Profecías Cumplidas por Ieshúa el Mesías

Bamidbar 24:17 dice:  “Lo veré, mas no ahora; Lo miraré, mas no de cerca; Saldrá ESTRELLA de Iaakov, Y se levantará cetro de Israel, Y herirá las sienes de Moab, Y destruirá a todos los hijos de Shet.” 

Esta es una de las profecías más interesantes que podemos encontrar en la Torá. Estas son las palabras que D-os le dio al profeta Bilam (Balaam) cuando éste bendijo al pueblo de Israel. Si bien el objetivo original de Bilam era maldecir al pueblo de Israel, sabemos por la Torá que D-os le prohibió hacerlo, y que en su lugar sucedió lo siguiente: “Y el ángel del Eterno dijo a Bilam: Ve con esos hombres; pero la palabra que yo te diga, esa hablarás. Así Bilam fue con los príncipes de Balak.” (Bamidbar 22:35) 

Por lo tanto, entendemos que las palabras que Bilam proclamó sobre Israel fueron para su bendición, y que además, fueron ordenadas por D-os. Es decir, en ese momento, D-os usó a Bilam para declarar Su palabra. 

Pero… ¿de qué nos habla esta profecía? 

Tanto la expresión “ESTRELLA de Iaakov” como “cetro de Israel” hacen referencia al advenimiento de un rey que se levantaría sobre Israel. Pero no cualquier rey, sino más bien el mayor rey que Israel pudiera tener, el cual es el Mashiaj. 

Durante mucho tiempo, ésta fue la auténtica interpretación de este pasaje de la Torá. Esta profecía siempre apuntó hacia la venida del Mashiaj, porque Él es la verdadera ESTRELLA de Iaakov. 

Ahora bien, el Brit Jadashá (Nuevo Pacto) nos cuenta un acontecimiento interesante que sucedió durante el nacimiento de Ieshúa.

Mateo 2:1-2 dice: “Cuando Ieshúa nació en Bet Lejem (Belén) de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Ierushalaim unos magoi (sabios), diciendo: ¿Dónde está el rey de los iehudim (judíos), que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle.”

Nótese que estos magoi relacionaron la aparición de esta Estrella con el nacimiento del Rey de los judíos, es decir, del Mashiaj, de la misma manera que en la Torá la expresión de la ESTRELLA de Iaakov se vincula con la aparición del Rey de Israel. Y quien había nacido en ese momento, y a quien la Estrella señalaba era hacia Ieshúa HaMashiaj. 

Mateo 2:9 afirma que: “Ellos (los magoi), habiendo oído al rey, se fueron; y he aquí la estrella que habían visto en el oriente iba delante de ellos, hasta que llegando, se detuvo sobre donde estaba el niño.” 

Es decir, literalmente una estrella guió el camino de los sabios del oriente hasta el lugar dónde Ieshúa había nacido, y luego esa misma estrella se posó sobre el lugar donde Él estaba. De acuerdo con lo dicho por los sabios, esa estrella era Su estrella, es decir Su señal, la señal de su venida…

De esta manera, vemos el cumplimiento total de la profecía de Bamidbar: La aparición de una Estrella guió el camino hacia el Rey de los judíos, hacia Ieshúa HaMashiaj, y los sabios del oriente, es decir, del resto de las naciones, se aparecieron en Bet Lejem para adorarle. Cada elemento de la profecía de Bamidbar 24:17 (a saber: la ESTRELLA de Iaakov, el cetro de Israel y el sometimiento de las naciones) se cumplió.

Por último, Ieshúa HaMashiaj dijo en Apocalipsis 22:16 que “Yo Ieshúa he enviado mi ángel para daros testimonio de estas cosas en las congregaciones. Yo soy la raíz y el linaje de David, la estrella resplandeciente de la mañana.”