Profecías Cumplidas




Profecías

Cumplimiento

Génesis 3:15: "Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar".

Gálatas 4:4: "Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley". (Lc 2:7; Ap 12:5).

Génesis 18:18: "habiendo de ser Abraham una nación grande y fuerte, y habiendo de ser benditas en él todas las naciones de la tierra?"

Hechos 3:25: "Vosotros sois los hijos de los profetas, y del pacto que Dios hizo con nuestros padres, diciendo a Abraham: En tu simiente serán benditas todas las familias de la tierra".

Génesis 17:19: "Respondió Dios: Ciertamente Sara tu mujer te dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Isaac;[a] y confirmaré mi pacto con él como pacto perpetuo para sus descendientes después de él".

Mateo 1:2: "Abraham engendró a Isaac, Isaac a Jacob, y Jacob a Judá y a sus hermanos".

Números 24:17: "Lo veré, mas no ahora; Lo miraré, mas no de cerca; Saldrá ESTRELLA de Jacob, Y se levantará cetro de Israel, Y herirá las sienes de Moab, Y destruirá a todos los hijos de Set". (Gn 28:14).

Lucas 3:34: "hijo de Jacob, hijo de Isaac, hijo de Abraham, hijo de Taré, hijo de Nacor", (Mt 1:2).

Génesis 49:10: "No será quitado el cetro de Judá, Ni el legislador de entre sus pies, Hasta que venga Siloh; Y a él se congregarán los pueblos".

Lucas 3:33: "hijo de Aminadab, hijo de Aram, hijo de Esrom, hijo de Fares, hijo de Judá". (Mt 1:2-3).

Isaías 9:7: "Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite, sobre el trono de David y sobre su reino, disponiéndolo y confirmándolo en juicio y en justicia desde ahora y para siempre. El celo de Adonai de los ejércitos hará esto".

Mateo 1:1: "Libro de la genealogía de Yeshua el Mesías, hijo de David, hijo de Abraham". (Mt 1:6).

Miqueas 5:2: "Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad".

Mateo 2:1: "Cuando Yeshua nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos".

Daniel 9:25: "Sabe, pues, y entiende, que desde la salida de la orden para restaurar y edificar a Jerusalén hasta el Mesías Príncipe, habrá siete semanas, y sesenta y dos semanas; se volverá a edificar la plaza y el muro en tiempos angustiosos".

Lucas 2:1-2: "Aconteció en aquellos días, que se promulgó un edicto de parte de Augusto César, que todo el mundo fuese empadronado. 2 Este primer censo se hizo siendo Cirenio gobernador de Siria". (Lc 2:3-7).

Isaías 7:14: "Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel".

Mateo 1:18: "El nacimiento de Yeshua el Mesías fue así: Estando desposada María su madre con José, antes que se juntasen, se halló que había concebido del Espíritu Santo". (Lc 1:26-35).

Jeremías 31:15: "Así ha dicho Adonai: Voz fue oída en Ramá, llanto y lloro amargo; Raquel que lamenta por sus hijos, y no quiso ser consolada acerca de sus hijos, porque perecieron".

Mateo 2:16: "Herodes entonces, cuando se vio burlado por los magos, se enojó mucho, y mandó matar a todos los niños menores de dos años que había en Belén y en todos sus alrededores, conforme al tiempo que había inquirido de los magos". (Mt 2:17-18).

Oseas 11:1: "Cuando Israel era muchacho, yo lo amé, y de Egipto llamé a mi hijo".

Mateo 2:14: "Y él, despertando, tomó de noche al niño y a su madre, y se fue a Egipto", (Mt 2:15).

Isaías 9:1-2: "Mas no habrá siempre oscuridad para la que está ahora en angustia, tal como la aflicción que le vino en el tiempo que livianamente tocaron la primera vez a la tierra de Zabulón y a la tierra de Neftalí; pues al fin llenará de gloria el camino del mar, de aquel lado del Jordán, en Galilea de los gentiles. 2 El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz; los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos".

Mateo 4:12-16: "Cuando Yeshua oyó que Juan estaba preso, volvió a Galilea; 13 y dejando a Nazaret, vino y habitó en Capernaum, ciudad marítima, en la región de Zabulón y de Neftalí, 14 para que se cumpliese lo dicho por el profeta Isaías, cuando dijo: 15 Tierra de Zabulón y tierra de Neftalí, Camino del mar, al otro lado del Jordán, Galilea de los gentiles; 16 El pueblo asentado en tinieblas vio gran luz; Y a los asentados en región de sombra de muerte, Luz les resplandeció".

Deuteronomio 18:15: "Profeta de en medio de ti, de tus hermanos, como yo, te levantará Adonai tu Dios; a él oiréis".

Juan 6:14: "Aquellos hombres entonces, viendo la señal que Jesús había hecho, dijeron: Este verdaderamente es el profeta que había de venir al mundo". (Jn 1:45; Hch 3:19-25).

Salmo 110:4: "Juró Adonai, y no se arrepentirá: Tú eres sacerdote para siempre Según el orden de Melquisedec".

Hebreos 6:20: "donde Yeshua entró por nosotros como precursor, hecho sumo sacerdote para siempre según el orden de Melquisedec". (He 5:5-6; 7:15-17).

Isaías 53:3: "Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos".

Juan 1:11: "A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron". (Jn 5:43; Lc 4:29; 17:25; 23:18).

Isaías 11:2: "Y reposará sobre él el Espíritu de Adonai; espíritu de sabiduría y de inteligencia, espíritu de consejo y de poder, espíritu de conocimiento y de temor de Adonai". (Sal 45:7; Is 11:3-4).

Lucas 2:52: "Y Yeshua crecía en sabiduría y en estatura, y en gracia para con Dios y los hombres". (Lc 4:18).

Zacarías 9:9: "Alégrate mucho, hija de Sion; da voces de júbilo, hija de Jerusalén; he aquí tu rey vendrá a ti, justo y salvador, humilde, y cabalgando sobre un asno, sobre un pollino hijo de asna".

Juan 12:13-14: "tomaron ramas de palmera y salieron a recibirle, y clamaban: ¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor, el Rey de Israel! 14 Y halló Yeshua un asnillo, y montó sobre él, como está escrito:" (Mt 21:1-11; Jn 12:12).

Salmo 41:9: "Aun el hombre de mi paz, en quien yo confiaba, el que de mi pan comía, Alzó contra mí el calcañar".

Marcos 14:10: "Entonces Judas Iscariote, uno de los doce, fue a los principales sacerdotes para entregárselo". (Mt 26:14-16; Mr 14:43-45).

Zacarías 11:13: "Y me dijo Adonai: Echalo al tesoro; !!hermoso precio con que me han apreciado! Y tomé las treinta piezas de plata, y las eché en la casa de Adonai al tesoro".

Mateo 27:6-7: "Los principales sacerdotes, tomando las piezas de plata, dijeron: No es lícito echarlas en el tesoro de las ofrendas, porque es precio de sangre. 7 Y después de consultar, compraron con ellas el campo del alfarero, para sepultura de los extranjeros". (Mt 27:3-5, 8-10).

Zacarías 11:13: "Y me dijo Adonai: Echalo al tesoro; ¡hermoso precio con que me han apreciado! Y tomé las treinta piezas de plata, y las eché en la casa de Adonai al tesoro".

Mateo 27:6-7: "Los principales sacerdotes, tomando las piezas de plata, dijeron: No es lícito echarlas en el tesoro de las ofrendas, porque es precio de sangre. 7 Y después de consultar, compraron con ellas el campo del alfarero, para sepultura de los extranjeros".

Salmo 109:7-8: "Cuando fuere juzgado, salga culpable; Y su oración sea para pecado. 8 Sean sus días pocos; Tome otro su oficio".

Hechos 1:18-20: "Este, pues, con el salario de su iniquidad adquirió un campo, y cayendo de cabeza, se reventó por la mitad, y todas sus entrañas se derramaron. 19 Y fue notorio a todos los habitantes de Jerusalén, de tal manera que aquel campo se llama en su propia lengua, Acéldama, que quiere decir, Campo de sangre. 20 Porque está escrito en el libro de los Salmos: Sea hecha desierta su habitación, Y no haya quien more en ella; y: Tome otro su oficio". (Hch 1:16-17).

Salmo 27:12: "No me entregues a la voluntad de mis enemigos; Porque se han levantado contra mí testigos falsos, y los que respiran crueldad".

Mateo 26:60-61: "y no lo hallaron, aunque muchos testigos falsos se presentaban. Pero al fin vinieron dos testigos falsos, 61 que dijeron: Este dijo: Puedo derribar el templo de Dios, y en tres días reedificarlo".

Isaías 53:7: "Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca". (Sal 38:13-14).

Mateo 26:62-63: "Y levantándose el sumo sacerdote, le dijo: ¿No respondes nada? ¿Qué testifican éstos contra ti? 63 Mas Yeshua callaba. Entonces el sumo sacerdote le dijo: Te conjuro por el Dios viviente, que nos digas si eres tú el Cristo, el Hijo de Dios". (Mt 27:12-14).

Isaías 50:6: "Di mi cuerpo a los heridores, y mis mejillas a los que me mesaban la barba; no escondí mi rostro de injurias y de esputos".

Marcos 14:65: "Y algunos comenzaron a escupirle, y a cubrirle el rostro y a darle de puñetazos, y a decirle: Profetiza. Y los alguaciles le daban de bofetadas". (Mr 15:17; Jn 19:1-3; 18:22).

Salmo 69:4: "Se han aumentado más que los cabellos de mi cabeza los que me aborrecen sin causa; Se han hecho poderosos mis enemigos, los que me destruyen sin tener por qué. ¿Y he de pagar lo que no robé?" (Sal 109:3-5).

Juan 15:23-25: "El que me aborrece a mí, también a mi Padre aborrece. 24 Si yo no hubiese hecho entre ellos obras que ningún otro ha hecho, no tendrían pecado; pero ahora han visto y han aborrecido a mí y a mi Padre. 25 Pero esto es para que se cumpla la palabra que está escrita en su ley: Sin causa me aborrecieron".

Miqueas 5:2: "Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad".

Mateo 2:1: "Cuando Yeshua nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos".

Isaías 53:4-5: "Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. 5 Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados". (Is 53:6, 12).

Mateo 8:16-17: "Y cuando llegó la noche, trajeron a él muchos endemoniados; y con la palabra echó fuera a los demonios, y sanó a todos los enfermos; 17 para que se cumpliese lo dicho por el profeta Isaías, cuando dijo: El mismo tomó nuestras enfermedades, y llevó nuestras dolencias". (Ro 4:25; 1 Co 15:3).

Isaías 53:12: "Por tanto, yo le daré parte con los grandes, y con los fuertes repartirá despojos; por cuanto derramó su vida hasta la muerte, y fue contado con los pecadores, habiendo él llevado el pecado de muchos, y orado por los transgresores".

Mateo 27:38: "Entonces crucificaron con él a dos ladrones, uno a la derecha, y otro a la izquierda". (Mr 15:27-28; Lc 23:33).

Salmo 22:16: "Porque perros me han rodeado; Me ha cercado cuadrilla de malignos; Horadaron mis manos y mis pies". (Zac 12:10).

Juan 20:27: "Luego dijo a Tomás: Pon aquí tu dedo, y mira mis manos; y acerca tu mano, y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente". (Jn 19:37; 20:25-26).

Salmo 22:6-8: "Mas yo soy gusano, y no hombre; Oprobio de los hombres, y despreciado del pueblo. 7 Todos los que me ven me escarnecen; Estiran la boca, menean la cabeza, diciendo: 8 Se encomendó a Adonai; líbrele él; Sálvele, puesto que en él se complacía".

Mateo 27:39-40: "Y los que pasaban le injuriaban, meneando la cabeza, 40 y diciendo: Tú que derribas el templo, y en tres días lo reedificas, sálvate a ti mismo; si eres Hijo de Dios, desciende de la cruz". (Mt 27:41-44; Mr 15:29-32).

Salmo 69:21: "Me pusieron además hiel por comida, Y en mi sed me dieron a beber vinagre".

Juan 19:29: "Y estaba allí una vasija llena de vinagre; entonces ellos empaparon en vinagre una esponja, y poniéndola en un hisopo, se la acercaron a la boca". (Mt 17:34, 48).

Salmo 22:8: "Se encomendó a Adonai; líbrele él; Sálvele, puesto que en él se complacía".

Mateo 27:43: "Confió en Dios; líbrele ahora si le quiere; porque ha dicho: Soy Hijo de Dios".

Salmo 109:4: "En pago de mi amor me han sido adversarios; Mas yo oraba". (Is 53:12).

Lucas 23:34: "Y Jesús decía: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen. Y repartieron entre sí sus vestidos, echando suertes".

Zacarías 12:10: "Y derramaré sobre la casa de David, y sobre los moradores de Jerusalén, espíritu de gracia y de oración; y mirarán a mí, a quien traspasaron, y llorarán como se llora por hijo unigénito, afligiéndose por él como quien se aflige por el primogénito".

Juan 19:34: "Pero uno de los soldados le abrió el costado con una lanza, y al instante salió sangre y agua".

Salmo 22:18: "Repartieron entre sí mis vestidos, Y sobre mi ropa echaron suertes".

Marcos 15:24: "Cuando le hubieron crucificado, repartieron entre sí sus vestidos, echando suertes sobre ellos para ver qué se llevaría cada uno". (Jn 19:24).

Salmo 34:20: "El guarda todos sus huesos; Ni uno de ellos será quebrantado". (Ex 12:46).

Juan 19:33: "Mas cuando llegaron a Yeshua, como le vieron ya muerto, no le quebraron las piernas".

Isaías 53:9: "Y se dispuso con los impíos su sepultura, mas con los ricos fue en su muerte; aunque nunca hizo maldad, ni hubo engaño en su boca".

Mateo 27:57-60: "Cuando llegó la noche, vino un hombre rico de Arimatea, llamado José, que también había sido discípulo de Jesús. 58 Este fue a Pilato y pidió el cuerpo de Yeshua. Entonces Pilato mandó que se le diese el cuerpo. 59 Y tomando José el cuerpo, lo envolvió en una sábana limpia, 60 y lo puso en su sepulcro nuevo, que había labrado en la peña; y después de hacer rodar una gran piedra a la entrada del sepulcro, se fue".

Salmo 16:10: "Porque no dejarás mi alma en el Seol, Ni permitirás que tu santo vea corrupción".

Mateo 28:9: "he aquí, Yeshua les salió al encuentro, diciendo: ¡Salve! Y ellas, acercándose, abrazaron sus pies, y le adoraron". (Lc 24:36-48).

Salmo 68:18: "Subiste a lo alto, cautivaste la cautividad, Tomaste dones para los hombres, Y también para los rebeldes, para que habite entre ellos JAH Dios".

Lucas 24:50-51: "Y los sacó fuera hasta Betania, y alzando sus manos, los bendijo. 51 Y aconteció que bendiciéndolos, se separó de ellos, y fue llevado arriba al cielo".